Triunfa la UPN en Torneo de Ajedrez

A la lista reciente de triunfos que estudiantes de la Universidad Pedagógica Nacional han obtenido en Ajedrez se suma el primer lugar obtenido por el estudiante de la Licenciatura en Psicología Educativa, Luis Carlos Castrejón Martínez en el Torneo organizado por la Universidad Latina (UNILA) Campus Sur, el 19 de octubre de 2016.

En la justa participaron estudiantes de la propia UNILA y de la Universidad Nacional Autónoma de México (Jugadores de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales-UNAM, Facultad de Filosofía y Letras-UNAM) circunstancia que resalta el logro del compañero Castrejón Martínez y de su entrenador upeniano, el profesor Armando Saavedra Ramírez, porque son instituciones que han destacado por el empuje y calidad de sus estudiantes en el campo del ajedrez.

En años recientes, los equipos representativos de Ajedrez de nuestra Institución han obtenido triunfos notables (ver cuadro), lo cual revela una tendencia positiva a la alza que no tiene nada de fortuito. Significa que la oferta de formación y entrenamiento que desde hace un par de lustros promueve la Dirección de Difusión y Extensión Universitaria, particularmente a través de la Coordinación de Cultura Física y Deportes, ha sido y es, altamente pertinente.

Este nuevo triunfo de un estudiante de la UPN, da pauta para comentar sobre la “natural” aptitud o la dificultad y empeño que se debe invertir en el aprendizaje, práctica y dominio del deporte de la estrategia.

Aj Oct31003
Aj Oct31004
Aj Oct31005
Aj Oct31008
Aj Oct31009
Aj Oct31002

Fuera del mundo del ajedrez existen varios conceptos erróneos sobre lo que debería de ser un jugador de ajedrez. Si bien estas ideas pueden basarse en estereotipos legítimos gracias al grueso de la comunidad más amplia del ajedrez, la mayoría son generalizaciones extraídas de algunas ajedrecistas prominentes y después estos conceptos intentan aplicarse a todos los jugadores, para bien o para mal.

Te presentamos los mitos más comunes.

● Son muy inteligentes

Esta idea se desprende de la idea de que aprender a jugar ajedrez es muy difícil. Sin duda no es el juego de mesa más fácil pero ningún jugador nació con un conocimiento completo del tablero. Alguien les enseñó las reglas y el movimiento de las piezas.

Previamente hablamos sobre los beneficios de este deporte para el cerebro, al jugar una partida se activan varias áreas del pensamiento para desarrollar estrategias y prever movimientos de tu oponente para ganar. Esto no significa quién gane es más inteligente que su oponente.

Jonathan Levitt, un gran maestro del ajedrez, se dio a la tarea de encontrar una correlación entre el puntaje ELO (Sistema de evaluación por puntos) y el coeficiente intelectual. Su libro Genios en el Ajedrez1 intenta cuantificar la fuerza del ajedrez en términos de inteligencia mediante una ecuación [Elo ~ (10xIQ)+1000] que expresa el talento potencial de un jugador de ajedrez en función del coeficiente intelectual.

Después de varias estimaciones con Garry Kasparov, Bobby Fisher, Donald Byrne, Judith Polgar y Robert Byrne expresa la dificultad de encontrar un método para saber si estrictamente alguien tiene un talento para el ajedrez sólo con saber su coeficiente intelectual o viceversa. En definitiva, no podemos concluir que existe una relación directa entre un indicador y otro, un buen ajedrecista puede serlo incluso fallando en las pruebas de inteligencia.

● Tienen una memoria envidiable

A pesar de que algunos grandes maestros pueden jugar 30 juegos simultáneos, sin perderse en las posiciones y estrategias de cada juego, esa no es una regla para ser gran ajedrecista. Tampoco la capacidad depende de la memoria, por el contrario, estudios demuestran que toman distintas ramas de los juegos partiendo de un mismo patrón. Esto apunta a una estrategia en común más que en aprenderse la posición de las piezas en el tablero2. Probablemente les ganes en un juego de memoria antes que en una partida de ajedrez.

● No son atléticos

Esta aseveración abre el controvertido debate si el ajedrez es o no un deporte. No podemos apelar al espíritu deportivo porque abarca más allá del estado físico de los ajedrecistas.

Pero, ¿sabías que existe un Campeonato Mundial de Box-Ajedrez3? Chessboxing es un desafío para el cuerpo y la mente. La idea fue desarrollada gracias a una novela gráfica de Enki Bilal en 1992. Años después un holandés retomó la idea y creó el torneo que tuvo lugar por primera vez en Berlín, Alemania y ese mismo año, 2003, se llevó a cabo el campeonato mundial en Ámsterdam. La competencia contó con el apoyo de la Asociación holandesa de boxeo junto con la Federación holandesa de Ajedrez.

Definitivamente no existe un solo perfil de ajedrecistas. Al día de hoy hay más de 600 millones de personas juegan ajedrez en más de 100 países, ¿con estos números podríamos relacionarlos en una sola categoría? Parece una tarea imposible.

En resumen, no se necesita ser un genio para jugar ajedrez. Lo único que comparten entre sí los ajedrecistas es su gusto por el juego y la oportunidad que ofrece este juego para desarrollar un pensamiento estratégico. La Dirección de Difusión y Extensión Universitaria te invita a formar parte del equipo ganador liderado por el profesor Armando Saavedra Ramírez y nuestro nuevo campeón Luis Carlos Castrejón Martínez. Al igual que Luis, tú puedes convertirte en un buen ajedrecista con la ayuda del Taller Multidisciplinario de Ajedrez que se ofrece en el departamento de Cultura Física y Deportes.

1 https://www.amazon.com/Genius-Chess-American-Batsford-Library/dp/1879479575
2 http://bura.brunel.ac.uk/handle/2438/1339
3 http://www.wcbo.org/